Actualidad

15.01.18 14:45

Nuevas estimaciones de producción para sudamérica

En un nuevo informe de oferta y demanda mensual, el USDA modificó sus estimaciones para los principales productores de Sudamérica. Ver informe completo

Por técnicos de globaltecnos

En un nuevo informe de oferta y demanda mensual, el USDA modificó sus estimaciones para los principales productores de Sudamérica.

Como se observa en el gráfico (barras naranjas punteadas), la producción proyectada por dicho departamento para Brasil ara la campaña 2017/18, en el informe de enero es de 110 mill. de t., frente a las 108 mil. de t. estimadas en el informe previo y las 114,1 mill. de t. producidas en la campaña 2016/17. En el caso de Argentina, el USDA redujo el volumen a cosechar en el presente informe. El mismo sería de 56 mill. de t., un mes atrás lo estimaba en 57 mill. de t. 
 
Las razones que explican estas variaciones en las estimaciones responden a factores climáticos. Cuando en Argentina la falta de precipitaciones de los últimos meses preocupa cada vez mas a los productores y retrasan la finalización de las mismas, con lo que ello implica productivamente. En cambio en Brasil la situación es inversa, en las próximas semanas se iniciarán las labores de recolección en la zona de Mato Grosso y el desarrollo del cultivo se dio de manera muy favorable.
 
En línea con lo informado por el Departamento de Estados Unidos, en su informe mensual, la CONAB también incrementó la proyección de producción de la oleaginosa, por las mismas razones antes mencionadas, hasta un valor de 110,4 mill. de t., desde las 114 mill. de t. del ciclo previo. Hay que destacar un nuevo incremento en las exportaciones del ciclo comercial 16/17 para Brasil según la CONAB, récord histórico para dicho país.
 
Conclusión: las variaciones en las estimaciones de producción resultaron alineadas con las expectativas de los privados. De todas maneras, resta todavía el desarrollo del cultivo en Argentina y cosechar en las próximas semanas en Brasil para definir la producción en Sudamérica. Cualquier tipo de inconveniente productivo puede generar subas en los precios.